“Para mí el fútbol lo es todo. Pienso en fútbol, hablo en fútbol, leo fútbol y esa es una vida que no se puede vivir eternamente". Marcelo Bielsa

domingo, 24 de junio de 2012

Tres años de ilusión

Ha pasado prácticamente un día desde que ganamos la Copa y todavía no hemos podido dejar de sonreír. Imágenes que no vamos a poder borrar nunca de nuestra memoria, abrazos, sonrisas y alguna lágrima que forman parte ya de nuestra historia personal. Una historia como entrenador que, en mi caso, dura tres años y está ligada completamente a vosotros. Y en el caso de Pablo, es incomparable lo vivido este tiempo con nada de lo anterior. Tanto que sabiendo que se acababa el ciclo, decidimos tomarnos al menos un año de descanso, porque cualquier equipo nos iba a saber a poco.


Echaremos de menos muchísimas cosas, al igual que esperamos que os ocurra a vosotros. Esperamos además haber sido lo menos injustos posibles en la toma de decisiones, ya sea en entrenamientos, partidos, onces titulares o desconvocatorias. Por eso es de agradecer que no hayamos recibido en tres años ninguna queja reseñable al respecto, siendo todo más fácil para nosotros. "Más fácil" entre comillas, porque tener que desconvocar a seis cada semana nos ha costado muchos quebraderos de cabeza. Sobre todo cuando los 22 merecíais, no sólo ir convocados, sino jugar todo el partido.

Para llegar al triunfo final hemos sufrido por el camino. Ese 5-0 en el primer partido de pretemporada del primer año contra Silos; la primera derrota liguera en El Salvador por 3-0; tener que lidiar con el toro Nelson en el San Juan (aunque en Agustinos mordió el polvo); las lesiones de Canudo y Sergio; los partidos que se nos escapaban después de ir 2-0 o 3-0 arriba; la derrota en Alfindén con la enfermería llena y un largo etcétera. 

Pero no olvidemos lo positivo: el primer gol de nuestra trayectoria, obra de Marcos Nicolau; las cinco victorias seguidas que nos ponían líderes el primer año; los marcajes de Lalo, persiguiendo a su rival hasta a mear (se rumorea que Omar del Ebro le acabó invitando a comer a su casa porque lo siguió hasta el portal...), la falta que voló hacia la escuadra en Utebo de Jesús Subías; la magia de Carlos ante el Zuera y la posterior sangre fría de Pedro; o la inteligencia y rapidez de nuestro "tiburón" particular en la delantera. ¡¡¡49 goles ha metido el señor Abellán entre Liga y Copa!!!.

Todo hasta llegar a una final que dominamos desde el principio hasta el final, con una exhibición, no sólo de raza y orgullo sino de templanza, fútbol y saber estar. Sólo tenéis que recordar lo que erais para darle valor a lo que sois en estos momentos. Un auténtico EQUIPO, con todas las letras, con mayúsculas. Un vestuario que ha sabido estar unido y sobreponerse a los muchos obstáculos, en el que absolutamente todos habéis cumplido con un papel fundamental y en el que nadie se ha dejado una gota de sudor en el cuerpo por poder levantar ayer la Copa. 

El trofeo, valga la expresión, es feo. Pero lo que significa es enorme y el trabajo que conlleva también. Sólo podemos daros las gracias por estos tres años de ilusión. Puede parecer un sacrificio madrugar todos los sábados (si ha habido juerga nocturna, más), pelear con los exámenes y los entrenamientos, salir del trabajo, entrenar y volver a ir al trabajo corriendo..., pero todo ha merecido la pena. No sólo por el ascenso y Copa, que se dice pronto, sino por todo lo que nos habéis aportado. 

De aquí en adelante dejamos de ser ya vuestros entrenadores de manera oficial. Pero creemos que no hace falta decir que cualquier duda, consulta o lo que se os ocurra nos la podéis contar e intentaremos ayudaros como hemos hecho hasta ahora. De fútbol o de mujeres a poder ser, que son dos temas que no se nos dan mal de momento (mejor el fútbol, sí, que lo estáis pensando todos). 

No es esto un adiós, sino un hasta luego. ¿Quién sabe si después de este descanso volvemos a entrenaros en algún momento de los próximos años' No ha pasado ni un día del pitido final y, de verdad, que ya nos apetece. Porque siempre seréis nuestro equipo.

WHO AM I??

Fran y Pablo. 

lunes, 11 de junio de 2012

Euro 2012: Primera Jornada

Acabada la primera jornada de la Eurocopa, primer balance a través como siempre de nombres propios o de situaciones que han llamado la atención por encima de otras. He de decir que me está convenciendo el nivel del torneo, aunque evidentemente alguna Selección ha caído en la especulación. Pero en general, de emoción vamos bien servidos:

GRUPO A

1. Salpingidis, el perfecto oportunista. Dicen de Dimitris Salpingidis que es el hombre de los goles importantes. Pero con su Selección, sea por lo que sea, le cuesta hacerse un hueco en el once titular. Nuevamente comenzó desde el banquillo y tuvo que salir al rescate de una Grecia que se ahogaba con la conexión Piszczek - Kuba y el certero cabezazo de Lewandowski ante Chalkias. Y vaya sí lo hizo. Aprovechando la inocencia de Szczesny empató el partido y pudo decantarlo definitivamente con el penalti provocado. Pero nadie contaba con Tyton. Empate justo.

2. Dzagoev quiere ser el nuevo zar. A Dzagoev le perseguirá durante toda su carrera la fama de irregular. Merecido, por otra parte, en un hombre de una calidad inmensa que la muestra a cuentagotas. Pero ante la República Checa pronto dejó claro que quiere ser protagonista de la Eurocopa, sustituyendo como ídolo nacional a Arshavin, que ya lo fuera en la anterior. Rusia pinta bien por su debut, sobre todo por hombres como Shirokov que llegan en gran forma. Y tendremos debate con Kerzhavov-Pavlyuchenko. ¿República Checa? Apenas las ganas de ver a Vaclav Pilar, quien respondió con un buen gol. Nada más. 

GRUPO B

1. El doble pivote destruye a Holanda. Si algo tiene malo Holanda, probablemente, es el ego. Van Persie, Robben o Sneijder son hombres muy acostumbrados a ser estrellas en sus equipos y prácticamente necesitan un balón para ellos solos. Súmale el doble pivote impuesto por el entrenador con Van Bommel y De Jong repartiendo de todo menos fútbol. ¿Strootman? Quizás sea necesario darle la alternativa desde el siguiente choque. Todo frente a una Dinamarca ordenada hasta el extremo, que supo aprovechar la calidad individual de Krohn-Dehli para adelantarse y manejar la ansiedad rival. 

2. Decepcionante Alemania. Dos o tres veces me pregunté durante el partido por qué Alemania dejaba de lado su estilo resultón y atractivo para pasar a cierta especulación. Recordé inmediatamente el paso de Luis Aragonés a Vicente del Bosque, donde la Selección perdía brillo pero ganaba empaque y, quizás, más competitividad todavía. ¿Está jugando a eso Low? Mal para el espectador, pero puede que su combinado gane todavía más empaque. Un cabezazo de Mario Gómez bastó para desarbolar a una Portugal donde Coentrao brilló por encima de todos. ¿El mejor de Alemania? Khedira y un imponente desde el fondo Hummels.

GRUPO C

1. Falso nueve, posesión y demás historias. Resumir un España - Italia en un párrafo es imposible. Más si Del Bosque abre un debate nacional con la presencia de seis centrocampistas y ningún delantero. ¿Era la opción ideal? Nunca lo sabremos. La entrada de Torres hizo aumentar la peligrosidad arriba, pero bien es cierto que el partido andaba ya roto. Preocupa la debilidad de Arbeloa y cierta falta de entendimiento entre Piqué y Ramos. Mientras, Italia logró sacar de sitio a Busquets, que intentó perseguir a Pirlo sin ningún acierto. Y si dejas jugar a Andrea, lo acabas pagando. El 3-5-2 funcionó a la perfección con Maggio estelar en los primeros 45 minutos y un gran trabajo de Marchisio y Giaccherini. Está para crecer mucho con De Rossi en el fondo. 

2. El mago Modric. Con Luka Modric soy de todo menos objetivo. Le da igual jugar 20 metros más atrás, que saca el balón con fluidez, aunque sigo pensando que cerca del área es donde de verdad la rompe. Bastante bien Croacia con la doble opción arriba Jelavic - Mandzukic. Buen partido también de Perisic en la izquierda y sobre todo del infatigable Srna, que peleará por ser el mejor LD de la Euro. Irlanda poco, muy poco, más allá del peligro en el balón aéreo. Duff no está y McGeady no la olió. El amigo Trappatoni tiene trabajo para encerrar a su equipo en la línea de meta frente a España. 

GRUPO D

1. ¿Por qué no más, Blanc? Muy cabreado con una Francia que es más que Inglaterra y se empeñó en no demostrarlo. Le entró el miedo con el gol de Lescott, pero no supo ir a por los tres puntos con el empate temprano de Nasri. De lo mejorcito, por cierto, en un choque con dos partes bien diferentes. Nasri combinaba bien con Benzema y encontraba el filón de Debuchy, que se comía a Cole por momentos. En la segunda bajó el ritmo y se perdió la baza de las bandas, convirtiéndose en previsible. ¿Por qué tan tarde Martin y Ben Arfa? Sólo Blanc lo sabe. Inglaterra, mientras, llora las ausencias de Wilshere y Barry...y espera como agua de mayo el regreso de Rooney.


2. Dios Shevchenko. El hombre de la jornada. Ucrania es más que Suecia y lo demostró con la conexión Gusev - Yarmolenko en banda derecha, la calidad de Konoplyanka en la izquierda y la eficacia goleadora de su mito viviente, Shevchenko. Le dio la vuelta al gol de Ibrahimovic, quién si no, en una Suecia donde peleó prácticamente solo. Desaparecidos Elm, Kallstrom (aunque asistió) o Toivonen, creó más peligro con la entrada de Elmander que con Rosenberg. 

martes, 15 de mayo de 2012

Real Zaragoza: ¿Y ahora qué?

He querido tomarme unas horas de reflexión antes de opinar sobre la salvación del Real Zaragoza. La fiesta en Getafe se puede considera inolvidable, sobre todo porque se trata del segundo año consecutivo que se produce un desplazamiento masivo, batiendo todas las marcas habidas y por haber de la Liga BBVA. Pero no pretendo que esto se convierta en una exaltación de la permanencia, un objetivo que debería considerarse inherente a la historia del club. ¿Qué claves aparecen para la próxima campaña?

1. La continuidad de Manolo Jiménez. El hombre milagro, el que todo lo puede. Adjetivos que le acompañarán por y para siempre en el corazón de los zaragocistas. Un entrenador que, más allá de conceptos tácticos, ha logrado lo más difícil: resucitar a un equipo sin fútbol y convertirlo en un EQUIPO con mayúsculas. Todo lo que no sea que Jiménez se mantenga en el banquillo del Real Zaragoza podría suponer un varapalo terrible, sobre todo para una afición que ha encontrado a su guía como hacía años que no lo encontraba. Una persona íntegra que no ha dudado en disparar hacia el palco, denunciando una mala gestión evidente que otros han callado. Un referente. 

2. El error de Lafita. Sustituir al Lafita-futbolista, dada su irregularidad, quizás no sea tan complicado. Pero sustituir al Lafita-persona es absolutamente imposible. Una pérdida irreparable como en su día lo fueron las de Cani, Ander o Zapater. Zaragocistas de corazón que abandonan su club por unos u otros motivos, pero que se ven obligados a triunfar fuera de su casa. Es cierto que Ángel no ha triunfado en el Real Zaragoza, él lo sabe, pero es uno de nosotros. No sólo eso, sino que el equipo se queda ahora sin representantes de casa, a la espera de saber qué ocurre con Kevin y Ortí. Una muestra más de la descapitalización del equipo. 

3. Futbolistas que deben seguir. Quizás a mitad de temporada no nos valía ninguno salvo Roberto. Pero ahora, con el entrenador ideal, es diferente. En portería, el meta se ha ganado su continuidad, así como Pablo Álvarez en el lateral derecho. Queda en duda la continuidad o no de Paredes, quien ha dejado en más de una ocasión una puerta abierta a su marcha tras un ciclo de cinco años. Otro puntal para la próxima temporada debería ser Apoño, el cerebro de la permanencia, pero las negociaciones con el Málaga no serán cómodas. Y arriba, Hélder Postiga. Nueve goles en la Liga BBVA en un equipo con tantos problemas en ataque no son sencillos de anotar. Con contrato: Luis García, Postiga, Pintér, Edu Oriol, Lanzaro, Da Silva, Abraham, Obradovic y Roberto.

4. Basta de golpes de efecto. Los golpes de efecto de Agapito Iglesias están más que agotados. El club no necesita locuras en estos momentos, ya que la salida del concurso de acreedores y la permanencia lograda obliga a comenzar los pagos estipulados en breves fechas. Cualquier impago generado significará la liquidación automática. Por tanto, el presidente no debe jugar con fuego y está obligado a jugar con lo que tiene, sin vivir por encima de sus posibilidades. ¿Sabrá hacer lo que hasta ahora no? Me temo que lo veremos. 

5. Detalle con los abonados de este año. Fuera de los terrenos de juego, la afición se merece un monumento. Pero no sólo la que se ha desplazado a Getafe o a otros estadios, sino la que ha pagado religiosamente su abono a principio de temporada y ha visto como otros han desembolsado una cantidad mucho menor por disfrutar del fútbol. Las entradas a cinco euros son comprensibles, pero es inevitable compensar de alguna manera a los abonados de la 2011/2012.

----

LA SALIDA DE AGAPITO IGLESIAS. ¿Qué más necesita Agapito Iglesias para buscar él mismo un vendedor competente y darle facilidades? Pancartas, cánticos, todo un estadio botando por su marcha. Su figura no beneficia en nada al club, hace crecer la crispación como ninguna y ha estado a punto de lograr su segundo descenso en apenas unos años, definitivo para la ejecución de la entidad. Además, ha provocado que desde otros puntos de España se ensucie la imagen de un club que despertaba simpatías, sólo por su puesto de presidente y máximo accionista. Nadie, absolutamente nadie, se fía de él.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Toquero también llora

El Atlético de Madrid es el nuevo campeón de la Europa League. Lo es de manera merecida, muy al contrario de lo que se haya podido vender durante estos días. Porque llegar a la final de una competición que requiere tanto esfuerzo, un número tan elevado de partidos, lleva consigo unas dosis enormes de personalidad y calidad. Condiciones que por cierto le sobran tanto a los hombres de Simeone como a los soldados de Bielsa, derrotados en Bucarest por un ciclón llamado Radamel. ¿Claves del partido? Hoy no hacen falta, irá más por lo sentimental. 

Falcao celebra su primer gol. Foto: RTRPIX
1. Las lágrimas de Gaizka Toquero. Puede ser la imagen del partido, del día, de la semana, del año. El 'lehendakari' del Athletic rompía a llorar con la derrota de su equipo tras el choque. No sabía hasta hoy que los superhéroes también lo hacían. Un trabajador de los pies a la cabeza que ayuda en lo que puede y que escuchaba con ansias las instrucciones de Marcelo Bielsa instantes antes de saltar al terreno de juego. Parecía decirle con la mirada, "déjate de historias míster, salgo y me como hasta la hierba". Lo volverá a hacer mientras le queden fuerzas.

2. Un tigre llamado Radamel. Lo de Falcao comienza a ser como lo de Nadal en Montecarlo. Su feeling con la Europa League casi no deja ver la realidad: es un delantero centro del máximo nivel mundial, un cazagoles sin igual, que está haciendo historia en el fútbol europeo. Por segunda final consecutiva ha sido vital para que su equipo se lleve el título, ya sea en Porto o Atlético. Su destino y hábitat natural es la Champions League. Pero si en unos meses continúa en el segundo torneo continental, no le faltará hambre para querer reconquistarlo. 

3. El fútbol le debe una al Athletic. 35 años hacía que los de San Mamés no alcanzaban una final europea. Entonces fue la Juventus quien le robó la gloria en 1977, mientras que en el 2012 lo hace el Atlético. Su manera de llegar hasta Bucarest no pasará desapercibida para nadie nunca, seguro que todos nos encargamos de recordarla a generaciones posteriores. Porque la exhibición en Old Trafford así lo merece. El destino les pone en 16 días una final de la Copa del Rey frente al Fútbol Club Barcelona, en el adiós de Pep Guardiola. Aprovéchenla. 

4. Gabi Fernández - Ander Herrera. En el cuadro de los vencedores y de los vencidos, ambos preparaban hace un año la mayor de las finales disputadas en sus vidas: la del Ciutat de Valencia. Por aquel entonces, Gabi anotaba dos tantos que dejaban al Real Zaragoza en la Liga BBVA un año más. Hoy se enfrentaban en toda una final de la Europa League, defendiendo camisetas totalmente distintas. El primero ya tocó la gloria; el segundo tiene todo para seguir triunfando a nivel de clubes y repetir los éxitos cosechados en la sub-21.

Ander marca su primer gol con el Real Zaragoza

5. Soldado del Loco. Leer esta noche, precisamente esta noche, críticas hacia Marcelo Bielsa. Se le llamó "inventor del fútbol" y otros elogios semejantes. ¿Creen que le gustan los elogios? Rotundamente no. Además, Marcelo y todo lo que le rodea suele ir rodeado de derrotas en momentos clave, donde se ganan los títulos. ¿Su respuesta? "La relación éxito y fracaso ha sido fundamental en mi vida, pero el éxito y la felicidad no funcionan como sinónimos". Que no cambie nunca. 

6. ¿El Pupas?. El Atlético de Madrid suma su tercer título europeo en tres temporadas, incluyendo dos Europa League y una Supercopa de Europa frente al Inter. ¿Seguirán conociéndolo como El Pupas? Me parece incluso indecente y más con la madurez que han demostrado esta noche en el césped de Bucarest. Han jugado y ganado como equipo grande, obviando a los que prefieren resaltar momentos oscuros de una historia larga. Y, por qué no decirlo, notablemente triunfal. 

7. Juventud, divino tesoro. Seguro que Marcelo Bielsa y los estudiosos del fútbol darán muchas vueltas a la final de esta noche en Bucarest. ¿Por qué el Athletic no fue el Athletic de la temporada? Quizás porque existen elementos intangibles que debilitan a un equipo. Y a los vascos les ha pesado tener una media de edad de 22 años en el terreno de juego. Eso sí, imaginen el futuro que tienen si logran mantener el bloque, más teniendo este entrenador. Lo que hoy es una derrota, puede servir para abrir un ciclo triunfal en el medio-largo plazo.

8. La gran fiesta del fútbol español. Por último, lo vivido en Bucarest no se les olvidará a nadie, sobre todo a los afortunados que han podido viajar allí. Porque una final es lo más grande que existe, sintiéndote rey del mundo en la victoria o el mayor de los desdichados en la derrota. Aunque los del Athletic no lo sepan, han hecho historia junto al Atlético, aunque en su palmarés sólo sumen un subcampeonato. Ambos equipos han dignificado una Liga española de capa caída. Ambos nos han hecho sentir orgullosos a los amantes del fútbol. 

lunes, 7 de mayo de 2012

Juventus, justa campeona de la Serie A

La victoria de la Juventus en Cagliari por 0-2 le obligaba a mirar al Derby de la Madonnina para proclamarse campeona de la Serie A o retrasar el título una semana más. El clásico milanés entre Inter y AC Milan terminaba con un 4-2 que evidenciaba la buena dinámica de los de Stramaccioni y el débil proyecto de los de Allegri, entrenador que debería dimitir este mismo lunes de una entidad y un banquillo que le viene tremendamente grande. Mientras, en Turín festejaban su 28º título. ¿Es merecido el campeonato para la Vecchia Signora? Rotundamente sí. Aquí algunas pinceladas de por qué:

La Juventus festeja ante Cagliari
1. Líder imbatido. Resulta incalculable el mérito de un equipo que no ha perdido ni un solo encuentro en la pugna por el Scudetto. Un balance de doce victorias y seis empates en el Juventus Stadium, por diez triunfos y nueve igualadas en sus viajes fuera de Turín. 81 puntos que le acreditan a falta de una jornada como campeón de una durísima Serie A, donde casi resulta sorprendente que el A.C. Milan haya llegado hasta tan lejos con lo poco que ha propuesto. 


2. Antonio Conte. Sin lugar a dudas, el entrenador del año en la Serie A. Ha transformado a los bianconeri en un club de culto al fútbol, basado en un estilo de toque que no utilizan demasiados equipos. Además, tiene en su mano completar el doblete con la final de la Coppa frente al Napoli. Un centro del campo de ensueño muy superior al resto formado por Marchisio, Andrea Pirlo o Arturo Vidal, complementado arriba por Vucinic, Pepe, Matri y compañía. Suficiente para doblegar a un A.C. Milan que ha convivido con Ambrosini, Nocerino o Emmanuelson en una zona ancha con cero dosis de creación. 

3. Andrea Pirlo. Flero, provincia de Brescia, 19 de mayo de 1979. El mejor futbolista del Calcio durante la última década ha vuelto a ser capitán general en la Juventus. Quizás es el mayor error que se le recuerda al A.C. Milan, dejarle escapar cuando todavía tenía tanto fútbol por dar. Con Conte ha estado en su salsa, bastante liberado de tareas defensivas por el recorrido y fuelle de Vidal, dedicándose a sentar cátedra desde el centro del campo turinés. Ha declarado que llevó a Turín dispuesto a demostrar que sigue siendo el número 1. Objetivo cumplido. 

4. El gol de Sulley "Turone" Muntari. Pasarán los años y Allegri seguirá 'taladrando' con el gol fantasma de Muntari en el Milan - Juve. ¿Era gol? Como un piano. Pero un A.C. Milan no puede escudarse nunca en un error arbitral para obviar sus muchísimos errores durante la confección de la plantilla, que será analizado en el punto cinco. Recuerda al famoso gol de Turone en un Juve - Roma de la temporada 1980-1981. Éste tiene pinta de durar tanto o más en el tiempo.

5. Los errores del A.C. Milan. No es justo para la historia de los rossoneri saltar al césped con hombres como Yepes, Bonera o Abate en defensa; un centro del campo sin creación con Van Bommel, Muntari y Nocerino, dejando toda la responsabilidad ofensiva a Kevin Prince Boateng, aquejado de continuas lesiones, el irregular Robinho o la magia de Zlatan Ibrahimovic. El sueco ha sido el único en estar a la altura de las circunstancias junto a Thiago Silva, probablemente los dos únicos que se salvan de la campaña milanesa. La entidad necesita una profunda renovación, una limpieza de vestuario de los pies a la cabeza que le devuelva la grande. Porque si no, huele a ciclo juventino de larga duración. 

6. La mejor despedida de Pinturicchio. El señor Alessandro Del Piero abandona la Juventus tras cerca de 20 temporadas con la bianconera puesta. Un total de 703 encuentros, con 289 goles anotados, que le convierten en leyenda por los siglos de los siglos. Su gol en semifinales de la Coppa, precisamente ante el A.C. Milan, lo dice absolutamente todo. Su intercambio de camisetas con Clarence Seedorf también. Milan, Inter, Roma o Lazio, dan igual los colores. Gracias por tanto Alessandro. 

7. Futuro europeo. Quizás la Juventus pueda ser la esperanza del Calcio para volver a ser reconocida en Europa como una gran Liga. Ya lo es. Está recuperando el brillo de antaño en competitividad interna y también en fútbol, apareciendo escuadras donde prima el fútbol atrevido. Eso sí, tras ganar su Scudetto número 28, la asignatura pendiente de los de Conte, de cara a la temporada que viene, será completar un buen papel en la Champions League. Con un par de retoques están preparados.

jueves, 3 de mayo de 2012

La Serie A se decide en dos fechas

Dos jornadas para el cierre de la Serie A y en el Calcio está absolutamente todo por decidir. Lo divido por objetivos:

1. Lucha por el Scudetto. El empate in extremis del Lecce en el Juventus Stadium hace mucho más daño del previsto a los de Antonio Conte. El fallo de Buffon, con el correspondiente gol de Bertolacci, abre mucho más que nunca la pugna por el título entre la Vecchia Signora y el A.C. Milan, reduciendo la distancia a un punto tras el triunfo de los de Allegri ante Atalanta. La Juventus suma 78 y el Milan 77. ¿Qué les queda? Los rossoneri visitan este domingo al Inter en el Derby della Madonnina, mientras que acaban el campeonato en San Siro frente al Novara, ya descendido. Por su parte, los bianconeri rinden visita al Cagliari, sin objetivos, y reciben a Atalanta, en la misma situación. ¿Favorito? Claramente Juventus, pero el último tropiezo ha hecho saltar las alarmas.

Juventus y Milan pujarán hasta el final por el Scudetto
2. Champions League / Europa League. Hasta cuatro equipos tienen opciones de alcanzar el máximo torneo continental, mientras que la AS Roma de Luis Enrique trata de engancharse a la pelea por la Europa League. Desgranamos el calendario uno a uno:

- SSC Napoli (58 puntos): En estos instantes, los hombres de Walter Mazzarri ocupan una meritoria tercera posición que les da derecho a acceder a la Champions, jugando previa. Han acusado llegar a la final de la Coppa de Italia, que disputarán el 20 de mayo en el Olímpico de Roma frente a la todopoderosa Juventus. Sin embargo, tras una campaña muy irregular, tienen en la mano volver a repetir gestas como las vividas en la presente #UCL, sobre todo en San Paolo. Así, viajan a Bolonia, que se mantiene en una cómoda novena posición sin aspiraciones, y finalizan el año ante Siena, salvado. A priori, dos triunfos sencillos. 

- Udinese Calcio (58 puntos): Probablemente los de Guidolin sean los que más méritos han acumulado durante el año para jugar Champions League, pero de momento se mantienen cuartos en Europa League. El destino quiso enfrentarles en la pasada edición al Arsenal, cayendo eliminados, por lo que pelearán en esta ocasión por un premio merecido. Empatados a puntos con el SSC Napoli, esperan el error de los de Mazzarri para alcanzar el tercer puesto. Eso sí, sin descuidarse del Inter de Milan, que marca la frontera de estar fuera de Europa, tres puntos por detrás. Respecto a su calendario, reciben en Friuli al Genoa, que se juega la permanencia, y finalizan en Catania, sin nada en juego. 

- S.S. Lazio (56 puntos): Quinto puesto, todavía en posición de Europa League. El tropiezo en el Olímpico frente al Siena de la última jornada les ha hecho daño, pero todavía mantienen opciones de dar el salto al tercer puesto. Para ello deberán vencer en Atalanta en la penúltima jornada y acaban en su propio feudo frente al Inter Milan. Importante este último encuentro porque podrían estar jugándose ambos una plaza en Europa. 

- Inter Milan (55 puntos): La llegada de Stramaccioni al banquillo lo ha cambiado todo. Ha acercado a su equipo a puestos europeos, situándose tan sólo a tres de la Champions, aunque resulte un objetivo demasiado lejano. Los nerazzurri firmarían ahora mismo acabar en Europa League, pero para ello deberán desbancar a Napoli, Udinese o Lazio, resultando los romanos los más factibles. Sobre todo por ese último partido en el Olímpico. El penúltimo choque, el citado Derby della Madonnina. Calendario complicadísimo. 

- A.S. Roma (52 puntos): La más difícil todavía. Los de Luis Enrique han perdido con sus últimos resultados prácticamente, sobre todo con el empate en Verona. Le quedan por delante un Roma - Catania y un Cesena - Roma, ante un equipo que no se juega nada y otro descendido. Opciones mínimas. 

3. Descenso a la Serie B. Lo más crudo del fútbol. Dos equipos pelean por no caer al infierno de la categoría de plata del fútbol italiano. Con Novara y Cesena ya desahuciados, el tercero estará entre los siguientes:

Marco Rossi con las camisetas de sus compañeros
- Genoa CFC (39 puntos): Los de Marassi superaban este fin de semana una enorme crisis, con el ya conocido suceso con los ultras en la goleada encajada frente al Siena. Sin embargo, lograban levantarse e imponerse por 2-1 frente al Cagliari y disfrutan de un colchón de tres puntos de cara al final del campeonato. De aquí al final, visita a Udinese y reciben al Palermo, que suma 42 puntos por lo que puede ser alcanzado si no puntuán en casa frente al Chievo. A priori, deberían salvarse por ese último choque en casa.

- U.S. Lecce (36 puntos): Tremendo punto el que consiguieron los giallorossi en el Juventus Stadium. Tanto que les ha permitido contar con opciones de permanencia de cara al final de la Serie A. En la penúltima fecha reciben en Via del Mare a la Fiorentina, con 42 puntos, mientras que rendirán visita al Chievo en la última, escuadra que navega por aguas tranquilas a estas alturas de temporada. Su principal valor reside en el golaverage, ya que al estar el particular empatado se mirará el general, donde 'suman' -14, por -19 el Genoa. Ahí puede estar la clave.

lunes, 30 de abril de 2012

La Premier de Yaya Touré

Manchester City y Manchester United han disputado este lunes un encuentro que bien puede valer una Premier League. Los de Ferguson no sólo han perdido el partido por 1-0, sino también el primer puesto de un campeonato en el que sólo restan dos jornadas para que eche el cierre. Citizens y red devils empatan en el puntero de la tabla con 83 puntos, pero el mejor golaverage particular de los hombres de Mancini vale para que dependan de sí mismos en la recta final de la liga inglesa. Aquí mis claves: 

1. Gnégnéri Yaya Touré. Ése es su nombre completo. El de Costa de Marfil está haciendo méritos más que suficientes como para merecerse el título de Premier League. En el once más ofensivo que se recuerda de Mancini, el marfileño ha sostenido el partido desde el doble pivote junto a Barry. No sólo eso, sino que con la entrada de De Jong ha adelantado su posición a la de mediapunta, realizando un pressing por todo el campo espectacular, además de llevar el mayor de los peligros a la meta de De Gea. No será el más técnico (aunque no le falta calidad), ni tampoco ganará el Balón de Oro. Pero Touré y su presencia bien valen un campeonato.

2. Kompany y Lescott secan a Rooney. Vincent Kompany es TT en la ciudad de Manchester seguro. No sólo por el gol, que merece capítulo aparte, sino por su gran partido junto a Lescott defendiendo a Wayne Rooney. El 10 del United no ha recibido ningún balón franco en todo el choque, gracias en parte al poder de anticipación de belga e inglés, que le han secado por completo. El delantero internacional se marcha del Etihad Stadium inédito y desquiciado. Mientras, Kompany se ha confirmado con su actuación como el mejor defensor central de la temporada en la Premier League. 

3. Ferguson se 'carga' a Valencia. Por todo es sabido que a Sir Alex le gusta tirar demasiado de la vieja guardia. Scholes y Giggs son dos jugadores que siguen siendo fenomenales, pero no a costa de sacrificar al mejor futbolista de la temporada del Manchester United: Valencia. A todos nos ha sorprendido que saliera en el minuto 77, tardísimo, probablemente cuando los red devils ya no tenían alternativa. El técnico escocés ha preferido armar con Park Ji Sung y fiar todo a la calidad de Rooney y Nani, siendo el portugués el único con cierto peligro de los visitantes. 

4. Zabaleta pasa por encima de Evra. Pablo Zabaleta es de este tipo de jugadores que sin ser superdotado técnicamente te compensa todo con fuerza, garra y carácter. Y no sólo eso, sino que con sus subidas a desarbolado por completo a Evra, desesperado durante todo el choque por la voluntad del argentino. Por su banda han llegado las mejores ocasiones del Manchester City, que ha encontrado en el ex del Espanyol la vía perfecta para agujerear el caparazón del United. Partido de diez. 

5. David de Gea. Su inseguridad en los balones por alto le va a acabar pasando muchísima factura. No sólo no sale en juego aéreo, sino que cuando lo hace termina por transmitir un miedo que no se veía con Van der Sar. En el gol de Kompany, el central belga remata en el área pequeña, coto cerrado para que el portero se haga fuerte. Es muy joven, cierto, tiene unos reflejos y unas condiciones enormes, también lo es. Pero en la Premier debes dominar tu área pequeña o se te comen. Y de momento, las dudas crecen sobre él en Old Trafford. 

6. Kun Agüero - Carlos Tévez. Probablemente la delantera que más me guste del mundo. Imperdonable que Roberto Mancini nos haya privado de verla durante tantísimo tiempo. Porque ambos se entienden, se compenetran y hacen muchísimo daño. Se alternan en cada jugada para caer al lado zurdo y generar superioridad con las subidas de Clichy o el apoyo central de Yaya Touré. Sumando a que ambos son perros de presa que han apretado a 'Calamity' Smalling o Jones, con muchísimos problemas para estar a la altura de las circunstancias. 

7. La zona Mancini. Cuando todo parecía controlado por el Manchester City, el italiano se inventa un De Jong por Tévez y Micah Richards por Silva para conceder la posesión por completo al Manchester United. No se entiende que cuando dominas y pasas los minutos en tres cuartas partes del campo, tengas que acabar cediendo el terreno, simplemente porque te lo exige el marcador. No estaba para acabar con cinco defensas, pero al final le salió bien. Incluido una discusión con Ferguson, aunque acabaran dándose la mano deportivamente. 

8. Lo que les queda. A los de Roberto Mancini les resta un dificilísimo Newcastle - Manchester City, con los toon jugándose la Champions League y finalizan la temporada en feudo propio frente al QPR, que pelea por no bajar a la First Division. Mientras, los de Ferguson reciben al Swansea, sin objetivos, y finalizan en Sunderland, con nada en juego. Lo lógico es que el United venza en los dos, por lo que la Premier League para por St.James Park. 

jueves, 26 de abril de 2012

Athletic - Atlético. Orgullo de la Liga.

* Lo primero, antes de nada, aclarar que no me gusta que equipos que caen rebotados de Champions acaben optando al título de Europa League, me parece desprestigiar un torneo precioso, probablemente el más emocionante a nivel continental por encima de la afamada Champions. Lo digo en esta ocasión por el Valencia, pero el discurso hubiera sido el mismo con otros colores. 

Marcelo Bielsa, técnico del Athletic Club
"‎Nunca me dejé tentar por los elogios. Los elogios en el fútbol son de una hipocresía absoluta. El fútbol está concebido así, tiene que haber o una gran alegría o una gran tristeza. Derrota o victoria, sangre o aplauso son valores muy caros al ser humano. Entonces, en el fracaso sufro mucho la injusticia del trato, no logré nunca dominar eso. Siempre sufro mucho cuando perdemos y cuando soy maltratado, pero sí logré no creerme la duración del éxito. Como no se revisa por qué ganaste, da lo mismo, te adulan por haber ganado, no porque mereciste ganar, por el recurso por el que ganaste. Entonces tuve claro siempre que esa franela, porque ése es el termino, es impostora"

Quién podía firmar esta frase si no Marcelo Bielsa. El técnico argentino ha demostrado que, por encima del bien y del mal, sin tener en cuenta la victoria o la derrota, es fiel a un estilo de fútbol, un modelo en el campo de fútbol que no cambia. Hacerlo sería traicionarse a sí mismo. Sería no cumplir con los principios que aprendió desde joven e impuso en Newell's, ganándose incluso que su nombre quede grabado para siempre como estadio de la Lepra. Por si a alguien le cabía alguna duda, idea que no le gusta. Fuera de esto, el técnico ha logrado dar una identidad al Athletic que mezcla dos estilos: el del corazón de siempre, de la garra de los leones, y el buen gusto por el fútbol. Dos finales, Copa y Europa League, su bagaje momentáneo. Tan inmejorable como justo para un hombre que da la vida por el fútbol. 

Fernando Llorente, el Rey León. Recuerdo el día que Urzaiz dejó el Athletic. Mi primera idea era la del final del juego directo en el conjunto vasco. Pero Llorente pronto me conquistó. Su poderío aéreo, su juego de espaldas, su nulo egoísmo. Esta noche ha marcado un hito, con dos asistencias de un nivel espectacular y el gol que mete a su equipo en una merecidísima final. Creo que pocos tienen dudas de que debe ser el delantero centro titular de España en la Eurocopa 2012 a falta de David Villa en plenas condiciones. Y si alguien las tiene todavía, que revise su trayectoria en Europa League. Maravillosa.

Los soldados de Bielsa. Faltaba De Marcos y Bielsa ha introducido a Ibai Gómez. Por favor, qué partidazo del chico, probablemente el jugador con más futuro del Athletic, a la par de Muniain, sacrificado por jugar en medio. Mención especial merece Ander Herrera, que ha completado probablemente uno de sus cinco mejores partidos con la rojiblanca. Ha pasado de pelear un descenso a jugar dos finales en apenas unos meses. Y Javi Martínez, por méritos propios, está siendo el mejor central del campeonato. 

El Athletic se encontrará en Bucarest con el Atlético de Madrid. Justísimo vencedor de la eliminatoria el Atlético, que ha sabido controlar al Valencia, enfriar el partido y matarlo en una genialidad, la enésima, de Adrián. Llamar al 7 del Atlético el nuevo Villa es cada vez menos locura, nombrarlo en la lista de futuribles para la Eurocopa es casi una obligación. Hoy le ganó la partida a Soldado, no sólo por el gol sino por la diferencia de carácteres. Uno lo hace sin armar ningún ruido; otro se enfrenta desbocado a la ruina de la derrota. 

Diego celebra un tanto con Simeone
Simeone y Gabi Fernández. No he llegado a entender porque el Cholo dejaba en el banquillo a Gabi Fernández, pero desde su salida el madrileño ha dominado por completo el tempo del choque. El Atlético ha crecido a partir del capitán rojiblanco y se ha hecho merecedor de la victoria. Gabi se verá las caras con Ander en Bucarest, ambos de reciente pasado zaragocista. Mientras, Simeone sonríe sabiendo que está haciendo historia nada más llegar. Que nadie le quite mérito, sin un fútbol excelso ha logrado introducir pedazos de corazón a través de una camiseta que ama. El Calderón le ama, y no es para menos, a él. 

La final más bonita posible. Tratar de imaginar cómo será la final de Bucarest es ciencia ficción, aunque la intensidad será máxima. Lo lógico es un Athletic dominando, enredado muchas veces en la telaraña del Cholo, de su doble pivote en el que no estará Tiago pero sí Gabi. Gran clave será ver si Godín y Miranda son capaces de frenar a Llorente, o Amorebieta y Javi Martínez a Falcao. Creo que por ahí tiene cierta ventaja la escuadra de Bielsa. Pase lo que pase, ambos son ya el orgullo de la Liga Española, de una competición que sólo tiene en cuenta a dos equipos mientras que otros, sin hacer tantísimo ruido, han logrado llegar a más. 

¡ENHORABUENA ATHLETIC Y ATLÉTICO!

miércoles, 25 de abril de 2012

Justicia poética. La caída de Barça y Real Madrid.

Real Madrid y Fútbol Club Barcelona han fracasado en la presente edición de Champions League. Decir lo contrario es negar la evidencia. Nadie en el mundo tiene los recursos que poseen los dos monstruos, creados por la Liga BBVA a costa de destrozar una competición donde la tabla se parte en dos en un suspiro. Un elenco de estrellas millonarias que ven como un grupo de 'obreros', compañeros, les ha arrebatado la gloria de estar en Múnich, en la final soñada por los que creen que el fútbol se acaba más allá de las fronteras de la Península Ibérica. 
Lo han hecho además de manera dolorosa. El Chelsea transformando las tres ocasiones que tuvo en toda la eliminatoria y exhibiendo una defensa estoica, cimentada en el sacrificio, ante un Fútbol Club Barcelona que lo perdonó todo y todavía se arrepiente. El Bayern Munich tras derrotar en los penaltis al Real Madrid en un repleto Santiago Bernabéu. Además, con tanto de Robben durante el partido y superando el tirón inicial de Cristiano Ronaldo y los suyos. 

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. El concepto de justicia poética se agranda cuando hablamos de estos dos. Porque luso y argentino, que se pelean como niños por ver quién es el máximo goleador de una denostada Liga Española, han marrado penaltis decisivos, definitivos para la eliminación de sus equipos. Ambos, además, han acusado durante sus respectivos partidos el cansancio acumulado, fruto del inexistente descanso por egoísmo en sus objetivos particulares. 

Al final, brillan los españoles. Entre tanto revuelo, resulta que el mejor del Real Madrid fue un tal Iker Casillas, que ha permitido que su equipo llegue a los penaltis. No sólo eso, sino que en la tanda ha dado opciones a su equipo deteniendo dos. ¿Quién ha sido el único goleador blanco en ésta? Xabi Alonso. Con Sergio Ramos, eso sí, excepción que confirma la regla. En el Barça, los goles los meten Busquets e Iniesta. Al final, tendemos a infravalorar a jugadores de la tierra por la presencia de Cristiano y Messi. Mientras, el Bayern se mete en la final por la sangre fría de su capitán, alemán; y el Chelsea sentenció el pase por Fernando Torres. 

Mensaje al mundo. Me da la sensación de que el universo futbolístico ha llevado al extremo los Fútbol Club Barcelona - Real Madrid. Y nadie se libra de ser relacionado con uno u otro bando a pesar de tener a los dos en la misma estima. Antes, no hace mucho, un Clásico era motivo de fiesta y, aunque no faltaban las bromas, se podía ver tranquilamente. En nuestras manos está devolver la magia y transformar en fútbol lo que ahora se hace completamente desagradable.

¡ENHORABUENA CHELSEA Y BAYERN!

Real Madrid - Bayern Munich, historias encontradas, imágenes imborrables.

En esta ocasión, la previa del Real Madrid - Bayern Munich lleva una firma especial. Alberto López (@Albercampeontv) nos trae su particular visión histórica del clásico por excelencia de la Copa de Europa. El 2-1 en la ida en el Allianz deja muy abierta la eliminatoria. ¿Pero qué significa este partido para el fútbol?

José Antonio Camacho: "En el Mundial de España 82 había una diferencia física tremenda entre nosotros y los alemanes, jugadores como Kaltz o Briegel eran fortísimos".

Manfred Kaltz o Hans Peter Briegel, laterales derecho e izquierdo de la selección de la República Federal de Alemania durante varios años, no jugaron nunca en el Bayern, pero en esa frase de Camacho se pueden explicar muchas de las diferencias que había entre el fútbol español y el alemán desde mediados de los 70 hasta bien entrada la década de los 90. La superioridad física era evidente y se comenzó a crear una especie de complejo que hizo que muchos equipos españoles se llevaran un "saco de goles" cuando visitaban Alemania en competiciones europeas, sobre todo ante equipos de la R.F.A.

Sin ningún género de dudas, Real Madrid y Bayern Munich es, históricamente, el enfrentamiento estrella en la rivalidad hispano-teutona a nivel de clubes. La R.F.A. ganó la Eurocopa de 1972 haciendo un fútbol magnífico, mejor aún que el que realizó dos años después cuando venció en el Mundial, celebrado como local. Una mezcla de calidad y poderío físico. En aquella generación, Borussia de Mönchengladbach y Bayern Munich llevaban la voz cantante en la Selección. En la temporada del Mundial, la 73-74, el Bayern comenzó una hegemonía en Europa que mantendría durante tres años ganando tres copas de Europa consecutivas.

En la primera de ellas se recuerda el primer enfrentamiento entre Madrid y Bayern. Fue en las semifinales. La eliminatoria se recuerda como la del "Loco del Bernabéu". En el partido de ida, celebrado en Madrid, un espectador saltó al campo y agredió al árbitro austriaco Linemayer y al delantero del Bayern "Torpedo" Müller, ya con el partido concluido. La UEFA sancionó al Real Madrid con dos partidos sin poder jugar en casa la temporada siguiente. el resultado fue de empate a uno y en la vuelta, derrota en Múnich por dos goles a cero. Los Maier, Schwarzenbeck, Beckenbauer, Roth, Hoeness, Müller y un jovencísimo Rummenigge se metían en su tercera final consecutiva.

En España, el Real Madrid luchaba por imponerse al Barça de Cruyff y al Atlético que dirigía Luis Aragonés. En Europa, ya hacía diez años de la última Copa de Europa conseguida en 1966. Un joven Camacho, Del Bosque, Paul Breitner, Günter Netzer, Roberto Martínez, Carlos Santillana y un veteranísimo Amancio, entre otros, sucumbieron a las puertas de la final. Habría que esperar hasta la 86-87 para ver otro enfrentamiento entre ambos, de nuevo en semifinales. En medio, un amistoso en el verano del 80: Bayern 9-1 Real Madrid. Vujadin Boskov, técnico blanco, dijo al final del partido que prefería perder un partido por nueve goles que perder nueve partidos seguidos por un gol. Pero la sensación que aquel resultado dejó en los jugadores y en la afición fue desoladora. 

Da pena recordar la eliminatoria de la temporada 86-87 por el célebre "pisotón" de Juanito a Matthäus. Recuerdo perfectamente otros aspectos de aquella contienda. Tenía 8 años y en mi cabeza guardo las imágenes en la televisión de un Olímipco de Múnich frío, gélido. Un Bayern pasando por encima del Madrid como una apisonadora en el partido de ida. 4-1 al final del encuentro, la tristeza por lo sucedido con Juanito, la cara de satisfacción del técnico alemán, Udo Lattek, y la esperanza de vivir una nueva noche épica en Madrid. Guardo en casa algún periódico de los días previos al partido de vuelta. El Real Madrid llevaba casi tres temporadas sin perder una eliminatoria en Europa (había ganado las dos Copas de la UEFA anteriores) y de inicio salió con Butragueño, Hugo Sánchez y Santillana en el once titular. Un gol de Santillana antes de la primera media hora hizo soñar con la remontada, pero el Bayern enfrió el partido. Plaff estuvo muy bien y el central Klaus Aughenthaler se encargó de desquiciar a público y jugadores, especialmente a Hugo Sánchez. El Madrid cayó de nuevo a un paso de la final. 

La temporada siguiente, el Real Madrid se vengó, esta vez en cuartos. Derrota en Múnich por 3-2, tras ir perdiendo por 3-0, y remontada en Madrid. 2-0, obra de Jankovic y Míchel. El resto de enfrentamientos están más cercanos en nuestras memorias y el miércoles se escribe un nuevo capítulo en esta histórica rivalidad. Miljanic, Cramer, Boskov, Lattek, Beenhakker, Hitzfeld, Del Bosque, Capello, Maier, Miguel Ángel, Roth, Beckenbauer, Benito, Müller, Santillana, Pfaff, Aughenthaler, Matthäus, Brehme, Juanito, Hugo Sánchez, Scholl, Effenberg, Elber, Raúl, Morientes, Kahn, Casillas, Salihamidzic, Demichelis, Roberto Carlos, Zidane, Van Bommel, Makaay, Helguera, Van Nistelrooy...

Unos como técnicos, otros por su calidad, algunos por sus declaraciones previas y posteriores a los partidos, todos están en la historia de los Real Madrid - Bayern. Ahora se les van a unir Ribery, Robben, Mario Gómez, Xabi Alonso, Cristiano Ronaldo o Karim Benzema. Todo está listo para el nuevo episodio de una vieja rivalidad, de nuevo en semifinales, a las puertas de la gloria. 

martes, 24 de abril de 2012

F.C. Barcelona 2-2 Chelsea. Las claves.

El Chelsea acaba de tomar el Camp Nou. Un 2-2 que le clasifica para la final de la Champions League. Si es de manera merecida o inmerecida, lo intentaré evaluar a lo largo de las claves del partido que dicto a continuación:

1. Di Matteo calca el esquema del Inter de Mourinho. Lo principal, al Chelsea le ha salido bien lo que en su día hizo Mourinho en idéntica situación. En aquel momento expulsaron a Motta, hoy ha sido Terry. Dos líneas muy juntas que exigen al delantero centro a cerrar en un lateral, como Eto'o o Drogba. Del ataque poco se ha sabido en la segunda parte, esperando pacientemente un latigazo que amenazaba con no llegar nunca. El sacrificio colectivo del Chelsea ha sido gigantesco, recibiendo su premio a pesar de su nula posesión del balón. 

2. Didier Drogba y Fernando Torres. Sería injusto equipararles y no lo voy a hacer. El trabajo del marfileño ha sido enorme durante toda la eliminatoria, incluyendo el gol de la ida o la defensa numantina del lateral zurdo. En la ida, dije que Torres podía hacer mucho daño a un Barça volcado y hoy lo ha demostrado, marcando de nuevo en uno de sus campos fetiche. Es de esos goles que sí pueden darte una participación en la Eurocopa, por la relevancia mundial y cómo se produce. En carrera, al espacio, igual que en la pasada Euro contra Alemania. 

3. Las bandas del Barça. Pep Guardiola ha corregido en parte el problema de las bandas, pero no lo suficiente. Situar a Alves como lateral derecho, su sitio, es un gran acierto. Así llegó el gol anulado que suponía el 3-1 y la clasificación. Cuando Cuenca entró por la zurda, entre Ramires y Bosingwa, el Barça hizo el primero. Un espacio que, por cierto, también aprovecharon Messi e Iniesta para hacer el segundo. El fútbol son las bandas y los blaugranas se han quedado algo cojos en esta faceta, facilitando la congestión central del Chelsea.

4. Lionel Andrés Messi. Criticar algo del argentino puede ser un sacrilegio terrible, pero en esta eliminatoria hay motivos. No marcó, falló un penalti y perdió balones como el que supuso el gol del Chelsea en la ida. Es evidente que el F.C. Barcelona sufre cuando él no está enchufado. Hoy sí lo ha estado, lo creo firmemente, pero su error en la pena máxima (que empieza a ser habitual) le ha mermado. Perfectamente marcado por Obi Mikel, Lampard y Meireles, la telaraña preparada por Di Matteo. En esta ocasión, cayó en ella la "Pulga".

5. El Barça necesita un nueve con urgencia. Llámalo Larsson, llámalo "x". Que Guardiola tenga que recurrir a Keita como hombre referencia, como delantero centro, habla mal de la configuración de una plantilla no acostumbrada a estos sufrimientos. Un hombre-gol, como en su día fue Maxi López (por minutos). Alguien a quien colgarle un balón, que lo baje, o remate uno de los múltiples centros de Alves, Tello o Cuenca. No tiene por qué ser un titular, vale con servir como alternativa.

6. Atacar con más no es generar más. El Barça ha vuelto a producir muchas oportunidades, pero quizás menos de las que un asedio posicional merece. Quizás sea por la superpoblación de hombres, restando espacio a los que lo necesitan: Tello, Cuenca, Alexis Sánchez, o los propios Messi, Iniesta y Xavi, desesperados ante la muralla blue. Han sido muchas las ocasiones en las que hasta nueve hombres rozaban el área rival, incluyendo Puyol y Mascherano, ocupando un espacio que otros necesitan para vivir. Han acabado muriendo por asfixia. 

7. El sacrificio de Mata. ¿Ha jugado? Probablemente pocos valoren tras el final del choque que el asturiano ha recorrido siete kilómetros hasta ser sustituido, 1,5 más de los que entonces promediaba junto a sus compañeros. La banda derecha culé no ha existido hasta que se ha marchado él, por lo tanto su mérito es enorme. Su cara al ser sustituido lo decía todo: me he dejado la camiseta haciendo algo a lo que no estoy nada acostumbrado. Merecido premio para Juanín, que volverá al centro, donde mejor se siente y más rinde. 

8. Ivanovic - Bosingwa, héroes improvisados. Si les dices antes del partido que acabarían siendo la pareja de centrales en el Camp Nou, probablemente ninguno lo creería. Terry expulsado, Cahill lesionado, sólo quedaban ellos. Y con el apoyo del, una vez más, excelente Ramires, han cerrado los espacios con más oficio que calidad. Si en la ida Terry y Cahill rozaron el sobresaliente, en la vuelta se puede decir que los dos merecen una estatua en el Bridge. 

9. Chelsea, flamante finalista de la Champions League. La vida de los blues en esta competición merece capítulo. En las eliminatorias, pudieron salir goleados de San Paolo, partido que sirvió para la destitución de AVB. Tras remontar en la vuelta, de manera heroica, gracias a Ivanovic, accedieron a cuartos de final. Allí fueron inferiores a Benfica prácticamente durante los 180 minutos, pero la efectividad legendaria les dio el premio de las semifinales. Contra el FCB han jugado a lo que tenían que jugar...y sus plegarias fueron escuchadas. 

10. ¿Fin de ciclo? Tremendamente oportunista hablar esta noche de fin de ciclo refiriéndose a un Fútbol Club Barcelona que sigue teniendo mayoría de gente joven, más lo que llega fuerte de abajo. Sí debería servir para que se replantearan ciertos retoques sin modificar su estilo propio, por supuesto. España lo tuvo que hacer para el Mundial pasado. Y no fue del todo mal. 

miércoles, 18 de abril de 2012

Chelsea 1-0 F.C. Barcelona. Las claves.

El segundo partido de las semifinales de Champions League no ha decepcionado a los estudiosos del fútbol. Planteamientos de sobra conocidos por parte de ambos bandos, pero sólo un técnico ha logrado plasmar en el terreno de juego su partido soñado: Di Matteo. El Chelsea ha vencido por la mínima, 1-0, aunque el F.C. Barcelona sigue siendo tremendamente favorito para estar en la final de Munich. Comenzamos con las claves:

1. La diferencia estuvo en la portería. Poco o nada se le puede achacar a Víctor Valdés en el gol del Chelsea. Pero sí es cierto que, por muy abrumadora que sea la posesión del Barça, el equipo rival siempre acaba haciéndole una clara, más si arriba está Drogba. El portero culé está acostumbrado a salvar esa ocasión y dejar su puerta a cero, objetivo que esta noche no ha logrado. Cualquier arquero te asegura que prefiere que le lancen seis (como a Cech) a una (como al catalán), porque instintivamente bajas un poco la guardia. Cech paró lo que no tapó Valdés. ¿Culpable Víctor? No. Pero el checo ha salvado a su equipo.

2. Poca profundidad por las bandas. Si en el Bayern - Real Madrid hablábamos de dos equipos que les gusta explotar las bandas, todo lo contrario en Stamford Bridge. Di Matteo, con su planteamiento, ha abortado esa opción, escorando a Mata a la zurda y sacándole así de su lugar de influencia. Con el italiano siempre había jugado por el centro, por lo que hoy anduvo demasiado perdido. El técnico del Chelsea ha concedido todo el espacio pegado a la cal a Guardiola, que metió demasiado tarde a Cuenca. La única opción blaugrana estaba en Alves, que no tuvo su mejor día en los centros. Y Pedro volvió a demostrar que no es el hombre decisivo de otros años, aunque se cruzase el palo en su camino, sin desbordar ni una sola vez a un Ivanovic que deja hueco a su espalda.

3. La telaraña se come a Messi. Le pasó en San Siro y le ha vuelto a pasar en Stamford Bridge. Obi Mikel como escudero de Lampard, Meireles, Ramires y el propio Mata se han encargado de cerrar todos los espacios posibles. Y cuando los había, el argentino quizás pecó de individualista. Di Matteo seguro ha visualizado el planteamiento de Allegri con Seedorf, Ambrosini y Nocerino en la ida de cuartos, calcándolo en la zona central. Una de sus pérdidas, el gol local. El poco espacio de Leo ha dejado sin influencia vertical a Xavi, con más de 180 asistencias, aunque la mayoría en vano. 

4. La labor de Didier Drogba. Nada que ver el Drogba de la primera parte con el de la segunda. A nadie le gusta cuando el gran elefante busca más el suelo que su (enorme) fútbol, por eso los segundos 45 minutos han dejado un buen sabor de boca inexistente en los primeros, a pesar del gol. Un tanto que vale su peso en oro y que demuestra lo que es un nueve de calidad mundial. Si antes hablaba de Valdés, al que sólo le llega una pelota, lo mismo ocurrió con el marfileño, aunque sí la aprovechó. Su despliegue físico por delante del centro del campo, las faltas que ha sacado oxigenando a sus compañeros y el 1-0 le convierten en el MVP. 
5. La anarquía de Ramires. Para ganar al F.C. Barcelona necesitas tres cosas: la primera es un orden defensivo extremo, la segunda rezar y la tercera una anarquía ofensiva suficiente como para provocar un desbarajuste en la pareja Puyol-Mascherano, prácticamente insuperable en estático. Ahí es el rey Ramires, aprovechando una arrancada para conceder el gol a Drogba, tras un pase de memoria de Frank Lampard. El brasileño no es ningún prodigio técnico, no regatea y no es estético. Pero su desorden, en un equipo tan plano como el Chelsea, es agua bendita para Di Matteo. 

6. Di Matteo pierde una oportunidad. Me queda la sensación no obstante de que el Chelsea ha perdido una oportunidad esta noche. Curioso, teniendo en cuenta que el F.C. Barcelona fue superior y sólo la falta de puntería le privó de la victoria. Con el 1-0, introdujo cambios más por inercia que para aportar soluciones, acusando quizás su bisoñez en los banquillos. Cierto es que Drogba estaba realizando un trabajo defensivo brutal, pero la velocidad de Fernando Torres a la contra intimida. Y más al Barça, con quien mantiene un affaire especial. 

7. Planteamiento para la vuelta. Di Matteo lo variará más bien poco, aunque sí convendría un perfil más veloz por la banda. Viendo que le ha funcionado en Stamford Bridge, raro sería que entrara Kalou o Malouda. Por parte del Barça, su objetivo es abrir el campo. Lo intentó escalonando a Alves y Adriano, pero fue insuficiente por las ayudas de los interiores del Chelsea. Tello, Cuenca o Pedro son las opciones. Sacrificaría a Alexis Sánchez o a Cesc, desafortunados ambos en el césped londinense.

8. El Barça no tiene nueve. Y no me refiero en estos momentos a David Villa, a quien el FCB echa muchísimo de menos. Desde la salida de Frank Rijkaard del banquillo culé, el equipo ha adolecido de un nueve puro, de un delantero centro que intimide y cace goles casi sin quererlo. El ejemplo evidente es Henrik Larsson, que tanta gloria dio en tan poco tiempo en el Camp Nou. Meter a Messi de falso nueve es un acierto de Guardiola, los resultados lo evidencian. Pero para los momentos malos, la impresión es que falta un plan B como el citado. 

9. El Camp Nou decidirá. Sigo pensando que los blaugranas son infinitamente superiores y máximos favoritos para acceder a la final. El terreno de juego es considerablemente más ancho, condición indispensable. El Chelsea ya no estará tan cómodo cerrando y concederá unos espacios donde Messi es el rey, Cesc desequilibra y permite a Xavi e Iniesta adelantar 10 metros vitales para su fútbol. 

martes, 17 de abril de 2012

Bayern Munich 2-1 Real Madrid. Las claves.

El Bayern Munich se ha impuesto con total merecimiento al Real Madrid por un resultado que, eso sí, deja franca la eliminatoria para los de Mourinho en la vuelta. Creo francamente que Jupp Heynckes ha demostrado mayor madurez y tranquilidad en sus decisiones, por lo que la victoria bávara es justa. Mientras, al portugués le ha podido la ansiedad y, raro en él, ha olvidado por momentos que las semifinales duran 180 minutos. Mis claves:

1. Casillas, el portero funambulista. Convertir a Iker desde el exterior en un ser superior no le hace ningún bien. Es cierto que no es cuestionable su trayectoria, pero vive una temporada donde acumula una serie de errores impropios de su madurez. El de Móstoles respira bajo la línea y en partidos con balones laterales sufre muchísimo, generando inseguridad. El Bayern explota al máximo las bandas, lugar desde el que llegaron los dos tantos locales. Y en el segundo, Casillas no domina un área pequeña que está lejos de convertirse en coto privado. Como bien he leído en Twitter, manda menos de lo que debería. Mario Gómez, se relame.
2. Batalla en las bandas. En la previa del partido casi todo el mundo hablaba del poderío alemán con Ribery y Robben como puñales por bandas. Precisamente ahí, donde Mourinho no tiene hombres de garantías. Arbeloa y Coentrao han completado un partido con el suspenso como única calificación posible. Alaba y Lahm no se han incorporado demasiado, pero de las botas del segundo ha llegado el gol de la victoria. Nadie sigue al lateral internacional, provoca una nueva fisura en Coentrao y la centra al segundo palo, donde Arbeloa no cierra y Ramos pierde de vista, por enésima vez, al matador. Resultado lógico de un déficit previsible. 

3. Pepe y Khedira sostienen al Real Madrid. Creo sinceramente que el equipo blanco se ha sostenido esta noche gracias a Pepe y Khedira. Excepcional encuentro del portugués que no sólo ha tenido que tapar su zona, sino acudir constantemente a corregir los errores posicionales de Sergio Ramos o a cubrir la desgastada cintura de Álvaro Arbeloa. Sami se ha destapado ayudando a los laterales, aunque la guerra estaba perdida por la superioridad individual de 'Robbery'.

4. Mourinho destruye el triángulo. No recuerdo un partido peor planteado por Mourinho. El Real Madrid da la sensación de dominar cuando Xabi Alonso, Khedira y Özil forman un triángulo. El gol de Ribery lleva el nerviosismo antes citado al banquillo y el técnico prueba alternando a Di María con el 10. ¿Desde cuándo un hombre que desequilibra pegado a la cal puede hacerlo bien de mediapunta? El Fideo es un genial driblador, veloz y asistente, pero para actuar detrás del punta no se necesita conducción. Precisamente el gran error del internacional argentino. 

5. ¿Está Cristiano? Que se ponga. Las estadísticas hablan de una asistencia de gol del astro portugués. Sólo los números pueden salvarle de un partido donde ha mostrado su lado desquiciante y desquiciado, con apenas una ocasión clara de gol (que marró) y poco o nada de juego generado. Enorme trabajo de Lahm, con Luiz Gustavo en las ayudas o Schweinsteiger. Mediocentros que han sabido entender que su trabajo era frenar para dejar a Kroos que creara.

6. Benzema, MVP. Junto a Pepe y Khedira, probablemente el único futbolista que ha sabido leer entre líneas el partido. Primero buscando el espacio entre Boateng y Badstuber (enormes deficiencias en compenetración entre ambos), segundo jugando a uno o dos toques, la única manera de destruir una defensa poblada. El gol es suyo, aunque el acta lo anote a Özil. Demuestra, una vez más, que es el delantero titular del Real Madrid en los partidos importantes. 

7. Cambios. Mención especial merecen las sustituciones. Mientras Heynckes ha dado aire a su Bayern con la entrada de Thomas Müller, Mourinho lo ha ahogado con Granero (le cuesta entrar en ritmo) y Marcelo. ¿De qué ha jugado el brasileño? Me ha parecido perfecta la decisión de incrustarlo por delante de Coentrao, para defender a Lahm, pero el carioca ha terminado escorado a la derecha. Y todos sabemos el resultado de perder de vista a Lahm, el gol de Mario Gómez. Lo de Higuain no merece la pena ser analizado, su bagaje en 13 minutos ha sido una protesta que le ha costado la tarjeta amarilla. 

8. Para la vuelta. La alegría de Heynckes, con la cara más roja que nunca, se entiende perfectamente. Para el Bayern, ir al Bernabéu a jugar al contraataque es un regalo caído del cielo. Robben, Ribery y Mario Gómez en punta, con el despliegue físico del centro del campo. Además, no cuentan con desgaste liguero, mientras que el Real Madrid se juega la Liga en el Camp Nou. El 2-1 hace favorito a los blancos, pero cambia un mundo el planteamiento. 

9. Lass Diarra. No es buena la relación del mediocentro con Mourinho, ni con el madridismo en general, pero le veo como una opción vital para frenar a Ribery. Jugador pegajoso, rápido y defensivo. Tres características que Arbeloa no conoce, por otro lado. ¿Se puede contemplar como alternativa? El que debe actuar seguro es Marcelo, que mereció la roja, porque el Real Madrid, esta vez sí, llevará la iniciativa de la posesión. 

10. El oficio alemán. Pero nadie debe fiarse del Bayern. El primer tanto llega a balón parado, técnica que dominan a la perfección; el segundo, en la zona Cesarini. ¿Le sorprende a alguien? No, la alta competitividad bávara y el aliciente de disputar la final en el Allianz le convierten en el rival más complicado posible. 

lunes, 16 de abril de 2012

Los restos del naufragio (Capítulo I)

El fin de semana siempre deja nombres propios en las principales ligas mundiales. Desde este lunes, bajo el título "Los restos del naufragio", trataré de citar los más llamativos e importantes:

1. Piermario Morosini. La desgracia se ha vuelto a cebar con el fútbol, con la muerte en pleno partido del futbolista del Livorno. Un suceso que provocó, de manera acertada, la suspensión de los encuentros del Calcio. Una vida llena de contratiempos, con la muerte de sus padres y de su hermano, que deja a Carla María, su hermana mayor, en una situación muy delicada. Sufre una discapacidad y está ingresada en una residencia, de cuyos gastos se ocupaba Morosini. Por suerte, los clubes del Calcio se volcarán con la afectada para sufragar su tratamiento. Entre los jugadores destaca Antonio Di Natale, quien ha demostrado una vez más que los goles no están reñidos con las buenas acciones. Descansa en paz, Piermario.

2. Teo Gutiérrez. Una vez más, el delantero de Racing de Avellaneda se encuentra en el disparadero. Su equipo perdía en el Superclásico de Avellaneda por 4-1 en el Libertadores de América. El colombiano adelantaba a la Academia en la primera parte, pero Parra por partida doble, Vidal y Patricio Rodríguez daban finalmente la victoria a Club Atlético Independiente. Teo no supo frenarse y acabó expulsado tras insultar al colegiado. Pero no todo acabó ahí. Tras montar una trifulca en el campo, posteriormente se enzarzó en una discusión con Sebastián Saja, guardameta y capitán de Racing. Se dice que Gutiérrez enseñó un arma de aire comprimido y que no jugará más en su todavía equipo. El estadio lo abandonó en taxi, mientras que sus compañeros lo hicieron juntos en autobús. Suena a despedida.

3. Radamel Falcao. Las buenas noticias comienzan con el matador colombiano. Y es que el 9 del Atlético de Madrid daba con un nuevo gol la victoria a los colchoneros, manteniéndoles una semana más con opciones de disputar la próxima Champions League. Pocos recuerdan que el ex del Porto recibió algunas críticas en el inicio de temporada, aunque el Tigre hizo caso omiso de ellas. Suma 22 tantos en la Liga BBVA, siendo el primero de los mortales. Lleva números de Pichichi, pero la sombra de Messi y Cristiano es demasiado alargada. De su olfato depende el Cholo Simeone en la Europa League, competición que se le da especialmente bien a su killer. El año pasado campeonó y fue máximo realizador con 16 dianas. 

4. Carlos Tévez. No sabía si poner por encima a Carlos Tévez o directamente a Roberto Mancini. El entrenador italiano ha tenido que doblar la rodilla ante la evidencia, devolviendo al Apache al lugar del que nunca debió salir: la delantera de su equipo. El delantero argentino destrozó literalmente al Norwich con un hat-trick de oro que mantiene vivas las esperanzas del City. A su lado, Kun Agüero, formando una dupla bestial que su técnico no ha sabido aprovechar, anteponiendo su orgullo al bien del equipo. Y errores así, cuestan campeonatos. 

5. Harry Redknapp. Se las prometía muy felices el entrenador del Tottenham tras una primera parte de la temporada espectacular. El buen rendimiento de los Spurs, unido a su atractivo fútbol, le colocó como primera opción para sustituir en Inglaterra a Fabio Capello. Sin embargo, el técnico parece haber perdido el rumbo, con constantes cambios de posiciones que merman el rendimiento de Modric o Gareth Bale. De momento, su equipo se mantiene cuarto en Premier, aunque Newcastle y Chelsea ya le han dado alcance. En FA Cup, a pesar de la actuación arbitral desfavorable, caía goleado frente al propio Chelsea. Si no reacciona pronto, la buena campaña quedará muy empañada. 

6. Di Matteo. Si Redknapp era la nota negativa, el técnico del Chelsea es la positiva. Ha logrado rescatar a los blues de una dinámica negativa que amenazaba con barrerles y dejarles sin opciones. Confió en su llegada en la vieja guardia, encabezada por Droba y Lampard, y los resultados no han tardado en llegar. Brillante finalista de la FA Cup, opciones de Champions en la Premier League y semifinalista de la propia Champions, en una eliminatoria de nivel frente al Fútbol Club Barcelona. Indiscutible su papel, sea cual sea la imagen dada. 

7. Andy Carroll. El británico forma parte de un selecto grupo de futbolistas que se ven afectados por la cuantía de su fichaje. El Liverpool pagó una auténtica millonada al Newcastle por su fichaje y, hasta ahora, no lo ha rentabilizado. Sin embargo, el destino quiso que el buen nueve anotara el gol que mete a los reds en su segunda final copera del año, en el descuento. La mala situación liguera se está viendo enormemente compensada con el título de Carling y la posibilidad de repetir en la FA Cup, en una final de infarto contra el Chelsea. Muy abierta. 

8. Dortmund. El equipo alemán es un modelo a seguir para cualquier amante del fútbol. Su victoria en campo del Schalke, en el derbi del Ruhr, le otorga media Bundesliga. A falta de tres jornadas son ocho puntos los que saca a Bayern Munich, que se dejó llevar y empató, dejando medio campeonato en bandeja a los de Klopp. Totalmente merecido para los Kagawa, Götze, Lewandowski y compañía. Además, la entidad anunciaba durante la semana que repartirá dividendos entre sus accionistas por la buena situación económica. Mucho que aprender de un conjunto que sumará la temporada que viene a Reus. Ojo con ellos.

9. Carlo Ancelotti. Sólo la racanería del técnico italiano podía permitir que el PSG se dejara dos puntos vitales en la lucha por la Ligue1. Montpellier caía sorprendemente por 2-1 frente al Lorient, dando una oportunidad a los parisinos de alcanzarles en el puesto puntero. Sin embargo, Ancelotti decidió enamorarse del 0-1 y plagó al equipo de defensas, aprovechado por el colista Auxerre para encerrar a su rival y hacer justicia en el marcador por medio de Le Tallec. Montpellier mantiene el liderato con 66 puntos, mientras que el PSG es segundo a dos. Por medio, seis jornadas de infarto. 

10. Brandao/Saviola. Injusto me parecía dejar a uno de los dos fuera, porque viven situaciones similares. Tanto el gigante del Marsella como el 'pibito' del Benfica daban a sus respectivos equipos los títulos coperos. Olympique de Lyon y Gil Vicente sucumbían en una de las tarde-noches más bonitos del año de cada competición. Tanto Brandao como Saviola han devuelto la sonrisa a sus aficiones, algo mermada por la eliminación de la Champions League.

sábado, 14 de abril de 2012

La batalla de Avellaneda

Siempre he intentado imaginar lo que supone un derbi en Avellaneda, una ciudad entera pendiente de un partido de fútbol. Llama la atención, por supuesto, que las sedes de Club Atlético Independiente y Racing están separadas por no más de 300 metros. A partir de las 12.00 horas (17.00 hora española),  ambos se juegan mucho más que tres puntos. Porque el Superclásico, que se jugará en territorio diablo, no sólo enfrenta a dos equipos, sino que pone en juego la reputación de las hinchadas del Rojo y de la Academia. Es, sin duda, uno de los mayores duelos que se pueden dar en Argentina y en el mundo. 

La historia de los grandes partidos de Avellaneda nace recién comenzado el siglo XX. Uno de los fundadores del club, Rosendo Degiorgi, marcaba el 3-2 que daba a Independiente la victoria en el primer derbi. Sin embargo, no fue hasta 1931 cuando se produjo el primer duelo directo en categoría profesional, imponiéndose la Academia por 7-4 en un duelo que pasaba a la historia como el de mayor número de goles en un clásico de fútbol argentino. Nueve años después se tomarían la revancha los diablos con un 7-0 que todavía escuece en el lado celeste y blanco de Avellaneda. 

¿Pero quién es el gran dominador del Superclásico? Club Atlético Independiente se ha impuesto en 68 veces, por 48 Racing, con un total de 62 empates en 178 partidos referentes a la competición doméstica. El Rojo ha militado 82 temporadas en Primera División, siendo el único con Boca Juniors en no conocer la B. Suma 14 campeonatos ligueros, el último el Apertura de 2002 con Gaby Milito al frente, además de 7 Copas Libertadores y 2 Intercontinentales, valiéndole el título de Rey de Copas, o también, Orgullo Nacional. Además, sumó hace poco la Copa Sudamericana con Tuzzio e Hilario como héroes en la tanda de penaltis. 

Por su parte, Racing de Avellaneda se ha impuesto en siete campeonatos ligueros, el último en el 2001, con el Apertura. El año 1967 fue el más exitoso de su carrera, con una Libertadores y la posterior Intercontinental que le hicieron campeón del mundo. Precisamente el Superclásico de Avellaneda fue el primero en enfrentar a dos campeones del mundo. En cuanto a hinchada, la del Rojo está considerada como la tercera más grande del país, superada ampliamente por Boca y River Plate, mientras que la Academia es la cuarta. 

Los hermanos Milito protagonizaron una de las mayores anécdotas. Nacidos en Bernal, el destino quiso que ambos se enfrentaran defendiendo sus respectivas camisetas. Gabriel la de Independiente (con la que campeonó en 2002) y Diego la de Racing (lo mismo en 2001). Para el recuerdo queda la imagen de ambos pujando por un balón y el delantero pidiendo la roja para su hermano por una fuerte entrada. Después coincidirían en el Real Zaragoza, donde alcanzaron una final de Copa juntos protagonizando goleadas al Barça (4-2) o Real Madrid (6-1). También se enfrentarían en los Barça - Inter. 

En lo referente a la actualidad del partido, al técnico de Racing, el mítico Coco Basile, no le gusta el horario matinal. No ha pasado su mejor semana el DT, con una gripe que le ha impedido ir a más de un entrenamiento durante los últimos días. Tampoco satisface en el lado de Independiente. En encuentros de máxima intensidad, cualquier pequeño detalle puede significar la victoria o la derrota, el éxito o el fracaso. ¿Cómo llegan ambos a la cita? Los locales son decimoterceros con 10 puntos, uno más tan sólo que Racing, que asoma en el retrovisor de los de Christian Díaz. 

Club Atlético Independiente no podrá contar con su referente goleador. Ernesto "El Tecla" Farías ha apurado hasta el último momento, pero no se ha logrado recuperar de una distensión muscular que le deja K.O. Tampoco estarán Tuzzio y Fredes. El once del Rojo estará formado por Gabbarini en el arco; Velázquez, Galeano, Gaby Milito y Argachá; Montserrat, Godoy y Ferreyra en la zona ancha; completan la delantera Villafáñez, Parra y Patricio Rodríguez. El peligro de los de Basile, Teo Gutiérrez. 

El Libertadores de América lucirá sus mejores galas, completamente lleno para algo más que un derbi. Con todo el papel vendido, Independiente y Racing plantarán una batalla que, esperemos, se quede simplemente en el terreno de juego. ¿Quién será el héroe del Superclásico? Sea como sea la temporada, el autor del gol de la victoria en un partido de estas características siempre, siempre, sale reforzado durante toda su carrera. Que ruede ya el balón.